Poesía

gato

Te veo venir de lejos, acercándote sin palabras (o con ellas), lo mismo digo en cuanto a los sentires y correrías. Así te doy mi bienvenida, si quieres gatuna o simplemente curiosa. Estaré atento incluso a tu diversidad que tanto necesito, lo mismo sea fiera o descanso mullido que también me gusta, como adivinas.

Cuadernos de David

Ocurrencias Vanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *