Cuadernos de David

Y LAS GAVIOTAS  –  QUE QUEMA INVIERNOS  –  ERAS  –  Y NO SE ESCONDE  –  MENSAJE DE SOMBRA  –  GEOMETRÍA DE TRASIEGOS  –  YA ERA ABRIL  –  NESSUNO  –  ESPEJO SIN AGUA  –  COLORÍN COLORADO  –  QUIN

Puzle



     Y LAS GAVIOTAS

Amor,

caen copos de nieve, con su gotita de azufre

y las gaviotas con plomo

ya que los pájaros no están,

los pájaros

huelen tu ausencia y hacen que se van

o se mueren, para luego volver con todo

con lo bueno y lo mediocre, medio ocre

ahora que le han puesto puertas al campo

y no las abren ni para salir al patio

ahora me estiro en esta celda estancada

alcanzo tus paredes y tu luz

de aquella galería ya imaginada

casa de tantas soledades

porque no estás

mientras escribo mis diarios,

día 8

no me han dado el premio Cervantes

pero no iré a recogerlo, hay nieve en los establos

premio Ducado de Alba,

premio Fernández de la Vega

casi me dan el Cospedal,

María Dolores de Cospedal

pero no estaré, debo esperar a que caigas del cielo

entre ángeles low cost sujetos con alambres,

con mis propósitos de año nuevo

no volver a ser infeliz, no volver

a dejar de fumar, no volver

a morir de soledad

     tendrá agosto en el río barcas

     y tú la mejor sonrisa,

lo dice la radio en sus noticias

que han hallado geometrías en tus ojos

y en tu boca sabor a mandarinas,

caerá nieve reciclada, hielo de barrizal

en este ilbeltza, el mes negro

pero volverán los pájaros que se fueron

a picotear los cementerios,

cuencas de ojos y cenizas

volverán cuando tú estés

dulcineo manchego, euskal kixotea.

gaviotas2



     QUE QUEMA INVIERNOS

Haré un pasillo en el aire

para que vengas,

ni ángeles habrá que te estorben

ni pájaros confundidos de vuelo

y en la cena sólos tú y yo

beberemos el vino que quema inviernos,

el vino que nos regaló María

con su mirada vasca y salmantina.

 

Cansado de todo, tu sueño

hará dulce un ir y venir

de olas sin viento

y sin mentiras,

será un silencio cálido

y tu mano una revuelta

hacia mis ganas de vivir.

 

     ERAS

Te busqué entre calles vacías y glándulas inútiles,

todo era sexo y juventud pero no estabas, no viniste

a cada cita con su noche

porque querías perderte aún

en un aprendizaje paralelo

que quizá mentía igual que yo

el engañado.

 

Te busqué y te llamé por entre

ausencias desconocidas,

añorando tardes muy de mañana

cuando ni siquiera tu viaje

tenía sentido en sus cercados,

pero yo te conocía

sabía cómo era tu voz

que no madura nunca,

oía tus silencios

y tu búsqueda me encontraba

solo

entre cuerpos mudos

que me impedían hallarte

con sus placeres y engaños

y sin nada de ti.

 

Te dibujé en mil espacios,

en mil cansancios y deseos fatigados

solo pero contigo

cuando supe que llegarías

porque ya estabas

en ti, contigo

y eras como ahora sé.

 

     Y NO SE ESCONDE

¿Ves la luna de Quintanar

como la veo yo desde tan lejos?

La de mi casa tiene una nube

rasgada y casi transparente,

cortina de luz

que llega a nuestra cama.

 

Es la luna de Pasión y no se esconde

como hacen los torturados

que lloramos.

 

Es la luna de Pasión y no te tengo

pero sé que estás sin esa nube

y con tus ojos cansados

que tanto sueño miran

como por dentro.

 

Hasta el aire me parece hoy

el de tu casa

de tan respirable y cercano,

el mismo sosiego, la misma calma

cuando haces que hasta la luna

deje de ser fría

y con distancias.

luna

 

     MENSAJE DE SOMBRA

Y de repente no estabas,

ni esperándome en la escalera, ni viniendo de donde vienes

con tus mil ideas y artefactos que suben como una hiedra

buscando

todas las perspectivas posibles

desde un añorado punto de vista,

donde intentas otra búsqueda

y otra más, aunque se acaben los infinitos.

 

En todo lo que no era estabas tú,

moviéndote como en tu último cuadro

desde no sé qué mundos tan ciertos o imposibles

haciendo que viajen las transparencias

en semicolores y sin ruido, con músicas

que ya no necesitan sonar.

 

Pisabas la calle que yo no vi,

reías y movías el aire, lo sé porque te miraba Sombra

el gato negro con quien hablaré

y me lo cuenta sin conocerme,

el ronroneo ya es una pintura animal,

forma y tam-tam que con sus claves comprendemos

todo lo que en la ausencia acontece,

todo lo que en negro queda

hasta en el no ser, en el no estar

de tanta presencia inacabada.

 

 

     GEOMETRÍA DE TRASIEGOS

Dices perspectiva y a ti te miran,

dices horizonte y piensan en ti

que corriges desidias y hambrunas sin apetito,

examinas fracasos

y recitas los ejes y las distancias,

el punto, línea, plano

y los valores

pero nunca llegas a la lección

que ellos esperan, homo sapiens sapiens

en tus secretas concupiscencias

donde ellos saben que sabes

cómo se aprende a amar

en la escuela de los desesperos,

geometría de trasiegos

donde perderás alumnos

y ganarás discípulos ocultos

demente en mente,

donde lograrás reunir doce discípulos

como el colgado del cuento,

lenguas de fuego y sabiduría distraída

caerán sobre sus cabezas

cuando mueran de tanta vida

 

 

     YA ERA ABRIL

Pasaba el Duero contando ramas

como una cigüeña laboriosa

y estabas tú, con tu mirada

casi desbordada en mil Zamoras,

con sus tardes ancestrales

paseando entre silencios

la luz y sus geometrías

y los muros te vieron,

se acordaron de ti

y se cerraron

como los candados de los enamorados,

fue para ti la rama con raíces y barro

que arrojó el pájaro a tus pies

como por descuido

mientras reías y contabas

todas las historias que la ciudad conoce.

 

El paseo se acuerda de ti,

el nido no construido sabe tu nombre

por los ecos de un templo

de David

como un salmo de siempre,

la muralla, el castillo de tiempo

conocen tu aliento y tu perfume

el sabor de tu cuello

y las manos que construyen sobre nada

historia con historia

inútil, necesaria

porque saben que eras

una hora antes de que yo llegara

incluso antes

de que fuera Abril.

 

     NESSUNO

Lo dejaré dormido

mientras las últimas luces de la tarde

lo despiertan,

en sus labios pondré

la fruta

sobre los advertidos ojos

que se desperezan

y con gestos conocidos

organizaremos la noche

y sus debates.

 

Diciendo adiós a la tristeza

caldearemos la casa

y sus pabellones

     io le construirò un silenzio

     che nessuno ha mai sentito,

la calle y sus músicas

y las llamadas de los amigos,

lo dejaré dormido

para que la noche con su mirada

nos acune.

 

ocaso



     ESPEJO SIN AGUA

Y me mostrabas tu río,

con él tu infancia y su emoción.

El Záncara subía sus peldaños

sin amenazas, tan sólo

queriendo ser lo que un día fue,

la casa de tus juegos

y con tus sueños

la avenida de los peces

que lo añoran tanto como tú.

 

Y me mostrabas tu río

cuando parecía

que las emociones yacían enterradas

no fueran a desbordarse,

cuando crecía tu indignación

de tanto descuido junto

plastificado y retratándonos.

 

No se oían mis sollozos,

se ahogaron

al ver tu río (¡tu niño río!)

sucio y tendido

como aquella ballena muerta

de mi ciudad asesina.

 

 

     COLORÍN COLORADO

Quin es perro obediente

pero hinca el diente,

Quin es muy amigo de Colorín

la gata clara y oscura

que al arco iris hace tilín.

 

Él es su vigilante

y ella su dama

huertana y paseante como un sinfín,

se miran y se amagan, yo te conozco

un loco con su tema nada de ruin.

 

Ladramos y maullamos

cuando conviene

nos traen tu comida

que es para mí,

te miro, nos miramos, pasa la vida

la gente, las personas y un potosí.

 

Quién sabe lo que saben

perros y gatos,

Quin viene más colorado

que Colorín.

Colorín



     QUIN

¿Por qué no me esperaste?

Soñaba en volver y verte

a ti y a tu gente maravillosa

en cuanto el sol

dejara de abrasar todas las cuencas,

pero tenías no sé qué hambres

y te tragaste el mal, perro amigo,

hambres como las mías

que no sé qué vacíos

nunca llenan.

 

¿Por qué no me esperaste?

Tan sólo un día pude disfrutar

de tu amistad y tu mirada

que eran más que el todo

y la nada juntas.

 

Te extrañan hasta los gatos,

te lloraron en Burgos

y te lloro ahora donde la lluvia

sin catedrales ni consuelos

Quin

espérame en la tierra y me cuentas

todo aquello tan sabio

que tu silencio sabe.
quin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *